¿Se deben arrancar los dientes de leche tambaleantes?

17 may 2017
04h00
  • separator
  • comentarios

La caída de los primeros dientes suele comenzar alrededor de los cinco o seis años, cuando empieza un largo proceso de caída y renovación de dientes hasta lograr la dentadura definitiva. A medida que los dientes definitivos crecen y empiezan a salir, empujan a los anteriores, provocando que éstos últimos se desprendan.

Para prevenir problemas es aconsejable que los pequeños visiten al dentista periodicamente
Para prevenir problemas es aconsejable que los pequeños visiten al dentista periodicamente
Foto: Jodi Jacobson / ThinkStock

Si los dientes de leche empiezan a moverse, lo más probable es que sea porque su raíz se ha reabsorbido por presión del diente definitivo, que va a salir en su lugar. Una vez que el niño detecta que un diente se empieza a mover, es interesante que le aconsejemos cómo desplazarlo.

No debe hacerse con las manos, ya que esto podría introducir bacterias en la encía y provocar infecciones y molestias. Esta acción no es positiva para la salud dental. En lugar de los dedos, es mejor moverlos con la lengua de forma suave.

Pero lo que los especialistas recomiendan es que sea la propia naturaleza la que haga el trabajo. El diente de leche se va desplazando hacia afuera de forma progresiva, dejando a su paso un canal natural en la encía, por el que saldrá el siguiente diente.

Si la extracción se realiza de forma prematura, este canal no habrá terminado de formarse y el nuevo diente, ya definitivo, podrá salir desplazado o girado, o simplemente tardará más en salir.

La mayoría de dientes de leche, hasta el 99%, suelen caerse solos, el uno por ciento restante son aquellos dientes de leche que, aun apareciendo el nuevo no se cae, entonces es cuando hay que acudir al dentista.

LO MÁS VISTO EN TERRA TV

JS Conteúdo

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad