Cómo tener una boca sana tras un diagnóstico de cáncer

7 jun 2017
06h00
  • separator
  • comentarios

La salud bucodental es fundamental para gozar de una buena salud y una buena calidad de vida. Durante nuestra vida, estamos acostumbrados a una rutina de higiene dental que incluye cepillar los dientes tres veces al día y usar hilo dental. Pero algunos cambios en la vida pueden conllevar a alteraciones en estos hábitos diarios. El diagnóstico de cáncer es uno de ellos.

Una buena higiene bucodental, antes y durante el tratamiento, será determinante
Una buena higiene bucodental, antes y durante el tratamiento, será determinante
Foto: Mike Watson Images Limited. / Shutterstock

Las complicaciones bucodentales estarán presentes en la mayoría de las personas que padezcan un cáncer de cabeza o cuello, así como en el 40% de las que sufran un cáncer en otra localización, y podrán condicionar la pauta terapéutica que reciba el enfermo.

Entre las complicaciones más comunes están la deshidratación, disfagia (dificultad para tragar), dolor, enfermedad periodontal (enfermedad de las encías), infecciones y mucositis (reacción inflamatoria de la mucosa, generalmente ulcerativa).

Una buena higiene bucodental, antes y durante el tratamiento, será determinante a la hora de evitar estas complicaciones. Cepillarse bien los dientes y la línea de las encías con un cepillo y un dentífrico de buena calidad, usar el hilo dental o los cepillos interproximales, enjuagarse la boca con colutorios especiales para la boca seca, mantenerse hidratado y cuidar la alimentación son algunas de las medidas preventivas que deberán instaurarse.

También será muy importante acudir al odontólogo antes de empezar el tratamiento con el oncólogo.

LO MÁS VISTO EN TERRA TV

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad