1 evento en vivo

Kenji Fujimori dice falsas expectativas de indulto dañan la salud de su padre

11 may 2017
19h49
  • separator
  • comentarios

El congresista peruano Kenji Fujimori, hijo menor del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, aseguró hoy que las "falsas expectativas" ante un eventual indulto de su padre causaron la taquicardia por la que este fue trasladado hoy desde su celda a una clínica de Lima.

Durante una visita a criaderos de alpacas en la sureña región de Puno, fronteriza con Bolivia, Kenji comentó a los periodistas que el debate sobre la conveniencia del indulto genera la hipertensión que sufre su padre, aunque esa dolencia es uno de los males crónicos que padece Fujimori, de 78 años.

Alberto Fujimori se encuentra actualmente hospitalizado en cuidados intensivos en la Clínica Centenario Peruano Japonesa para que le practiquen diversas pruebas y controlen su taquicardia, aparecida a primera hora de la mañana, según comentó su médico personal, el excongresista fujimorista Alejandro Aguinaga.

El episodio de taquicardia ocurrió un día después de que la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso de Perú, donde el partido fujimorista Fuerza Popular tiene mayoría absoluta, archivara el mismo martes un proyecto de ley que planteaba la prisión domiciliaria para los sentenciados mayores de 75 años.

Los portavoces de Fuerza Popular explicaron que no apoyarían esa iniciativa legislativa porque consideraban que estaba redactada a medida de Fujimori y porque la intención del expresidente (1990-2000) es lograr su libertad, y no seguir recluido en otro espacio.

Kenji Fujimori añadió hoy que él y sus hermanos seguirán trabajando y luchando para conseguir la libertad de su padre "hasta las últimas consecuencias".

"Se va a continuar el trabajo en diferentes flancos, incluido el ámbito legal. No desistimos de la batalla en el campo jurídico. Los hermanos vamos a seguir trabajando para lograr la libertad del 'Chino'", dijo el congresista.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, único facultado para otorgar el beneficio extraordinario del indulto, aseguró hoy que no evalúa esa posibilidad porque se ciñe a la ley, a pesar de que en semanas anteriores comentó que el indulto estaba en estudio.

La ministra de Justicia y Derechos Humanos, María Soledad Pérez Tello, explicó en abril que Fujimori no reúne las condiciones para un indulto humanitario porque no tiene una enfermedad terminal ni otra que se agrave por sus condiciones carcelarias.

El expresidente, quien fue condenado en 2009 a 25 años de cárcel por violaciones de los derechos humanos y corrupción, escribió en Twitter este lunes desde su celda que solo muriendo o siendo un enfermo terminal podría salir en libertad.

Fujimori es el único recluso de una prisión construida expresamente para albergarlo, en la base de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía Nacional del Perú (PNP), y cuenta con asistencia médica permanente.

Periódicamente es trasladado a clínicas de Lima para tratarse algunos males crónicos que padece, como una hernia, hipertensión, gastritis y unas lesiones en la lengua, conocidas como leucoplasia, de la que fue operado hasta en seis ocasiones.

Esos problemas médicos le llevaron a presentar hasta ahora dos solicitudes de indulto humanitario, la primera rechazada en 2013 por el entonces presidente Ollanta Humala, y la segunda el año pasado, cuyo trámite abandonó cuando Kuczynski anunció que no tenía intención de indultarlo.

Fujimori fue condenado por la matanza de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), donde murieron 25 personas a manos del grupo militar encubierto Colina, y por los secuestros del empresario Samuel Dyer y del periodista Gustavo Gorriti, después del autogolpe de Estado que dio el 5 de abril de 1992.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad