0

BID alerta a empresas uruguayas del impacto económico de violencia de género

19 may 2017
14h43
  • separator
  • comentarios

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y expertos alertaron hoy en Uruguay del impacto de la violencia de género en la productividad, ya que genera "ausentismo y rotación de personal", e instó a las empresas del país a apoyar el combate del problema con programas de prevención y capacitación.

En un taller dirigido a la sociedad civil y las empresas para la prevención de la violencia de género, junto a la Confederación de Cámaras Empresariales de Uruguay y la Red contra la Violencia Doméstica y Sexual, se discutieron las consecuencias económicas de esta problemática y sus efectos en las empresas.

La coordinadora del Programa Regional ComVoMujer, la alemana Christine Brendel, afirmó que "la violencia contra las mujeres origina el más alto costo para la sociedad", ya que tanto ellas como sus agresores disminuyen su productividad.

Para ilustrar esta situación, se remitió a cómo la violencia machista genera pérdidas en el producto interno bruto (PIB) de algunos países suramericanos, como Perú y Bolivia (-5,7 %) y Paraguay (-3,3 %).

Estas pérdidas se explican por la baja en la productividad de las empresas, que a su vez disminuyen sus aportes al Estado.

La violencia de género "baja la productividad laboral por el aumento del ausentismo y la rotación de personal", ya que "lo que pasa en la casa tiene consecuencias en el trabajo", afirmó Brendel.

En tanto, la Especialista en Desarrollo Social de la División de Género y Diversidad del BID, Luana Marques García, hizo énfasis en la importancia de empoderar a las mujeres como forma de prevenir la violencia.

En los países de la región, los Estados ofrecen a las víctimas "servicios fragmentados y de baja calidad", por lo que es necesario desarrollar un "modelo de servicios integrados" en que las mujeres puedan recibir asistencia médica,legal y psicológica en una sola institución.

Marques afirmó que es necesario que las empresas se involucren activamente, ya que "por no hacer o no actuar pueden perder mucho en términos económicos".

A su vez, indicó que "Uruguay puede configurarse como un modelo para los demás países" en la promoción de los derechos de las mujeres, ya que "las organizaciones de la sociedad civil son muy fuertes, muy activas y logran movilizar a la sociedad muy fuertemente"

La vocera de la Red contra la Violencia Doméstica y Sexual de Uruguay, Teresa Herrera, convocó a las empresas a desarrollar programas de prevención y capacitación sobre la temática.

"No le estamos pidiendo a las empresas que hagan lo que el Estado tiene que hacer, les estamos diciendo que el problema existe", afirmó, además de recalcar la importancia de una política de "tolerancia cero" con la agresión machista.

Herrera resaltó que el compromiso puede contribuir a "mejorar el clima laboral y la imagen de la empresa".

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad