6 eventos en vivo

"EE. UU. no se va a atrever a tocar a Corea del Norte"

20 abr 2017
08h47
  • separator
  • comentarios

Alejandro Cao, presidente de la Asociación de Amistad con Corea (KFA), advierte que cualquier ataque contra territorio norcoreano desataría una respuesta nuclear "contra las bases estadounidenses en el Pacífico".La prensa lo llama el "embajador occidental" de Corea del Norte, pero la verdad es que Alejandro Cao de Benós no tiene ese rango. Sí tiene la nacionalidad norcoreana, se presenta como "delegado especial" de ese país y lleva casi 30 años divulgando las virtudes que él ve en el régimen juche. También es presidente de la Asociación de Amistad con Corea, entidad que le ha permitido viajar permanentemente entre España, su país natal, y la tierra de Kim Jong-un. Eso, hasta que un caso relacionado con presunto tráfico de armas hizo que la justicia española le quitara el pasaporte. Una historia de la que también Cao de Benós conversó con DW, así como de turismo, "fake news" y la posibilidad de una guerra nuclear.

"El Ejército de Corea del Norte está en posición defensiva ante la amenaza de un ataque preventivo nuclear por parte de EE. UU. Aunque no es primera vez que esta amenaza se presenta, esta vez ya ha habido intervenciones militares unilaterales por parte de Estados Unidos contra Siria y Afganistán. La situación es de máxima alerta", dice Cao de Benós.

Se habla de guerra nuclear. Suena un poco duro a estas alturas de la historia, ¿no?

Lo duro es que un imperio como Estados Unidos, de forma unilateral y cuando le place, masacra a civiles en cualquier lugar del planeta. Y lo increíble es que nadie le pone freno. La primera potencia mundial, la que tiene más misiles nucleares que el resto, la única que ha usado bombas atómicas contra civiles en la historia, se pone como la víctima. Corea del Norte lo que hace es usar su disuasión para advertir que no es Siria y que cualquier ataque, por pequeño que sea, significaría una respuesta inmediata con misiles nucleares.

Más información

-Dossier: Corea del Norte, vientos de guerra

-Pyongyang le muestra los dientes a Washington

¿Por pequeño que sea?

Vamos a ver. Si son unos disparos en la frontera, no va a llevar a una escalada total. Pero algo al estilo de la "madre de todas las bombas" o 50 misiles Tomahawk, obviamente sí. Lo primero que haría Norcorea sería destruir las bases de Estados Unidos en el Pacífico, y para ello se requiere de misiles potentes, nucleares.

¿Y los tienen? Pregunto porque siempre se ha sembrado la duda sobre eso, más allá de los ensayos nucleares.

No hay duda, porque Corea (del Norte) ya ha hecho cinco test nucleares confirmados por los propios científicos norteamericanos. Y sobre los misiles tampoco hay duda, porque hemos colocado varios satélites en órbita, y la tecnología para colocar satélites en órbita es básicamente la misma que la de un misil intercontinental. La única diferencia es que en vez de poner un satélite en la punta de ese misil, se coloca un artefacto nuclear.

¿Qué tan grande es, realmente, el riesgo de que se desate una guerra?

Yo creo que hay solo un 5 por ciento de posibilidades, porque EE. UU. no se va a atrever a tocar a Corea del Norte. Bueno, de hecho están haciendo el ridículo en todo el mundo porque el portaaviones nuclear Carl Vinson, que supuestamente iba en dirección a Corea, en realidad va a Australia. Por lo tanto, o el presidente Donald Trump no sabe dónde están sus portaaviones o tienen miedo. Lo que está claro es que hay mucho de Hollywood por parte de Trump.

¿Nos vamos a tener que acostumbrar a estas amenazas de guerra?

Yo creo que va a ser una política habitual. No esperábamos que Trump se comportara así, pero parece que el descenso de su popularidad está haciendo que se tenga que presentar como un presidente más al estilo Reagan, ¿no? Esa fórmula siempre funciona en Estados Unidos para ganar votos.

Nunca solo, por seguridad

En los últimos años, Corea del Norte se ha abierto al turismo internacional. ¿Por qué?

Corea del Norte siempre ha estado muy abierta a los turistas extranjeros, pero la contrapropaganda, las mentiras y el sensacionalismo son tan grandes que la mayoría no sabe que puede visitar el país cuando quiera, incluso los norteamericanos.

¿Qué atractivos turísticos tiene el país?

En primer lugar, es un país totalmente seguro y la gente es fantástica. Es una sociedad que conserva su cultura desde hace 500 años. No está globalizada, no hay McDonald's ni KFC. Y tiene monumentos como el arco del triunfo y el estadio más grandes del mundo y naturaleza realmente virgen. Están los pequeños templos budistas en las montañas e incluso puedes llegar a tener un encontronazo con tigres en estado salvaje.

¿Puedo ir yo, rentar un vehículo y viajar libremente?

No, no. Respecto al turismo hay que preparar un itinerario. Va a tener un conductor. Usted no puede conducir su propio vehículo, pero sí puede escoger los lugares del país que quiere visitar. Si quiere, puede ir a las granjas cooperativas a ver la vida rural o incluso pasar una noche con una familia en el campo.

¿Por qué no puedo viajar solo?

Hay varios motivos. El principal es seguridad tanto del propio país -estamos oficialmente en guerra contra EE. UU. desde los cincuenta- como por la suya: si se introduce en una zona militar y tiene un problema, pues ese problema es más grave si no habla coreano. Y la responsabilidad es del propio país si a usted le sucede algo.

¿Qué tanto de lo que se dice de Corea del Norte en la prensa internacional es real, desde su punto de vista?

Pues el 90 por ciento es mentira o mito absoluto. En la mayoría de las noticias ni siquiera existen fuentes o se cita a alguien que dijo algo a los servicios de inteligencia de Corea del Sur, porque otra fuente anónima dijo algo en China. Siempre es así. Es una creación constante de historias de terror que a lo único que van es al sensacionalismo. Los organismos de inteligencia cobran por eso, por generar ese tipo de noticias falsas.

¿Y cuál es el 10 por ciento real restante?

Por ejemplo, cuando se hablaba de la ejecución de Jang Song-thaek, que fuera tío de nuestro líder Kim Jong-un. Es verdad que fue ejecutado, pero por un pelotón de fusilamiento según la normativa militar, después de haber robado 4 millones de euros del erario público e intentar dar un golpe de Estado. Pero la prensa dijo que le habían devorado 120 perros o tonterías así. Sí era verdad que a ese señor le fue aplicada la pena de muerte, pero no porque fuera más feo o más alto, sino porque ese señor había robado e intentó dar un golpe usando su posición militar. Y para eso se estipula la pena máxima.

Usted estuvo en Chile en 2014. ¿Qué tan profundas son las relaciones con Latinoamérica? ¿Le interesa la región a Corea del Norte?

A mí me invitó el Partido Comunista Acción Proletaria a dar conferencias en varias universidades. Hay mucho interés en Corea del Norte por desarrollar buenas relaciones con Latinoamérica, pero el país ha sufrido años muy duros. Desde 1994 hasta 2000 tuvimos una hambruna y problemas económicos, aunque ahora ya estamos recuperados. Sin embargo, no tenemos acceso a divisas que nos permitan realizar más actividades en el exterior. Pero antes teníamos embajadas solo en Cuba y Perú, y ahora también tenemos en Brasil y Venezuela.

¿Cuándo fue su última estadía en Corea del Norte?

En abril del año pasado. Esto se debe a circunstancias excepcionales, porque yo cada mes tengo que estar en la república. Pero debido a las artimañas de algunas autoridades franquistas en el gobierno de España, me han retenido el pasaporte (por la investigación de un caso de presunto tráfico de armas) y hasta que no lo pueda resolver, pues no puedo salir del país.

¿Y ve alguna pronta solución a ese problema?

Pues imagínese que el caso no tiene fiscal y al no tener fiscal, pues está en el aire. Lo que quieren es detener mi trabajo. Ya ve cómo funciona la justicia en España.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad