Portada TERRA PERÚ > Vida y Estilo > Turismo

 
 
Lunes, 27 de Octubre de 2008

Descubriendo Calango en el valle de Mala

imprimir  enviar 

Disfrutemos de un valle con historia, sol y camarones dentro de Lima.

 Foto: Internet Calango valle rico en camarones.
Foto: Internet

Calango está a 350 msnm, se dice que los pobladores se restablecieron en este lugar pues en la cercanía a la costa sufrian los embates de la naturaleza y las mareas altas.

Vamos recorriendo poco a poco los valles que Lima tiene para mostrarnos, desde el norte hasta el sur hemos podido encontrar lugares muy bellos llenos de aventura, leyendas, buena comida y sobre todo gente muy amable. Esta vez vamos a hacer un recorrido por el valle de Mala, exactamente en Calango, un pueblo agrícola que es uno de los principales productores de camarones en el país.

Para llegar a Calango nos dirigimos a la avenida Circunvalación donde nos embarcaremos en los populares ‘maleños’ que nos llevaran en menos de una hora y media hasta Mala.

En Mala nos abastecemos para el recorrido con bebidas y comida muy ligera, en la plaza divisamos un templo de estructura colonial que se mantiene a pesar del paso del tiempo. A la salida de Mala veremos el Templete de La Barranca y las ruinas de la ex-hacienda La Rinconada.

Continuamos valle arriba pasando por pequeños pueblos como San Juan de Correviento hasta llegar a Calango, lugar de excelente clima, sol durante todo el año. Aquí veremos la famosa Piedra Estrella, satanizada por años por fanáticos religiosos, pero con suerte se ha conservado hasta nuestros días habiéndosele construido un museo de sitio. el templo colonial dedicado a la Santa Cruz y la Virgen de la Candelaria, los grandes cultivos de manzana delicia así como uno de los más grandes criaderos de camarones de río del Perú.

Calango es tierra de camarones y de la Virgen de la Candelaria. Muchos fieles se acercan a ella con cajas conteniendo la imagen de la virgen, la acompañan bailando junto a una cruz y rezando luego en el recorrido procesional.

Llegamos al complejo arqueológico Inca de La Vuelta que conserva varios recintos en buen estado. Cruzaremos el río Mala y llegaremos hasta el lugar conocido como La Capilla, el cual es una gigantesca formación rocosa de forma cóncava y que es considerada como una de las piedras más grandes del Perú.

Desde este punto empezamos el retorno al pueblo donde nos espera un buen chupe de camarones estilo Calango, recuperamos energías y volvemos a Lima con la promesa de regresar para recorrer el camino Inca que recorría el valle y que comunicaba la costa con los pueblos de Huarochirí.

Datos:

Cómo llegar: Para llegar nos debemos embarcar hasta Mala desde la avenida Circunvalación o del puente Atocongo a un costo promedio de s/.3.50. Desde Mala hay combis que van hasta Calango.

Recomendaciones: En el pueblo de Calango hay tiendas abastecidas para adquirir lo que necesitemos. Muy importante no contaminar el lugar con basura y desperdicios.

Terra Perú

imprimir  enviar