Tradiciones
Niños Divinos del Perú
Otras tradiciones peruanas
El regalo
Santa Claus
Reyes Magos
Santos Inocentes
Fin de Año
Símbolos Navideños
Alrededor de la mesa
Navidad en idiomas
Tradiciones por Paises

Calendario Adviento

Cine
Cocina
Decoración
Horóscopo
Literatura
Moda
Música
Niños
Postales
Regalos
Viajes
Zona de Descarga


 TRADICIONES POR PAÍSES

Alemania
Argentina
Australia
Bélgica
Brasil
Chile
Colombia
Costa Rica
El Salvador
Estados Unidos
Finlandia
Francia
Guatemala
Honduras
India
Inglaterra
Japón
México
 

 
COLOMBIA

Agüeros

Esta es una de las tradiciones que tienen mas fuerza en Colombia, pues la fiesta del 31 de diciembre reúne las familias con la esperanza de un año nuevo lleno de éxitos y prosperidad. Por esto se preparan con todas las de la ley. Y es que en materia de agüeros hay de todo: desde aquellos que buscan el amor ideal hasta los que ofrecen prosperidad, salud, dinero o viajes en el nuevo año.

La manera de poner en práctica estas supersticiones es bien sencilla y sólo requiere de ánimo para conseguir los ingredientes y aplicarlos de acuerdo con la "receta".

Para quienes no se dan por vencidos en la búsqueda de dones para el nuevo año, presentamos a continuación algunos de los agüeros más utilizados por los colombianos y que según quienes los aplican, resultan muy efectivos. Y es que sobre este tema nadie parece tener la última palabra. Ni los que los practican todos, ni los que no creen en ninguno. Lo cierto es que son una tradición muy fuerte en Colombia que conserva un elevado número de seguidores.

En sólo cinco segundos esos que anuncian que 'faltan cinco pa'las doce' los amigos de los agüeros pretenden cumplir con una dura prueba de resistencia:

Se toman de un trago la copa de champaña que sostienen con la mano derecha; se comen las 12 uvas, mientras piden igual número de deseos; dan la vuelta a la manzana con una maleta; se colocan ropa interior amarilla; besan a una persona del sexo opuesto; miran el futuro en un huevo; se echan las cartas; 'leen' el futuro en una papa pelada; reparten espigas y cantan estribillos populares.

Pero más allá de eso están las razones por las cuáles las personas, sin importar su raza, clase social, sexo o edad, terminan recurriendo a estas prácticas populares que les dan una especie de confianza en que el nuevo año llegará cargado de cosas positivas.

Culturalmente los agüeros son creencias populares que se repiten de generación en generación y que son adaptadas a las necesidades de quienes las ponen en práctica en diferentes lugares y épocas.

Los agüeros que se conocen y se practican en Colombia, la mayoría de ellos tuvo su origen en Francia, de donde fueron imitados por los españoles para luego ser 'heredados' a los pueblos conquistados por ellos. Así lo relata Javier Ocampo López en su libro 'Supersticiones y agüeros colombianos'. Agüeros Colombianos Volviendo a las creencias colombianas, para la mayoría la mejor manera de esperar el nuevo año es con la familia, en medio de una parranda y, obviamente, de pie. Y es que si se espera el nuevo año acostado o dormido, será de mala suerte, mala salud y poco dinero. Por eso, la fiesta del año nuevo es organizada con lujo de detalles por todas las familias, de acuerdo con sus posibilidades económicas y eso sí incluyendo por lo menos uno de los agüeros tradicionales.

PROTEJA SU CASA

1. A las doce de la noche, diga la siguiente oración a San Silvestre: "Señor San Silvestre del monte mayor, guarda nuestra casa y su alrededor de bruja hechicera y hombre malhechor".

2. Espigas: El primero de enero coloque un ramo de espigas en la sala de su casa, como símbolo de buena suerte y paz.

3. Sábila: Cuelgue detrás de la puerta principal de su casa o negocio una mata nueva de sábila. Hágalo el primero de enero. También hay quienes lo hacen con un pan, como símbolo de buena fortuna.

4. Limpieza: En año nuevo haga limpieza general de su casa, barra bien todos los cuartos, la sala, el comedor y demás espacios. Se hace para eliminar las malas energías.

5. Agua: Pida agua de puerta en puerta con el fin de regar su casa y atraer la buena suerte.

6. Incienso y mirra: Queme incienso y mirra por todos los rincones de su casa, para que el humo sagrado arrastre todo lo malo del año viejo y permita la entrada de la buena suerte. Repita en voz alta 'que entre el bien y salga el mal'.

TRUCOS DE BUENA FORTUNA

1. El beso: Asegúrese de besar primero a una persona del sexo opuesto cuando llegue el momento de desear el nuevo año. También colóquese en la mitad de dos personas del sexo opuesto.

2. Cambio de ropa: Hay quienes sugieren cambiarse justo a la medianoche y vestirse todo de blanco, para alejar las enfermedades y los maleficios.

3. Los interiores amarillos: Este agüero, es más para las mujeres, que para los hombres. Ese día debe colocarse interiores amarillos al revés, pues según la tradición con ellos logrará atraer suerte y uno que otro pretendiente.

4. Báñese: Cuando llegue la medianoche, dése un baño especial preparado con siete hierbas aromáticas, la ruda, altamiza, mirto, manzanilla, nogal, laurel, cicuta y tres enjabonadas con jabón Rey. Báñese con mucha alegría, optimismo y pronunciando oraciones. Al día siguiente, desayúnese con café cargado y aromatizado con la flor de ruda o una bebida preparada con la mezcla de aguardiente, ron, chicha y clavo de olor.
Quien realice ese baño tendrá buenas energías y ahuyentará las malas. Claro está que este baño se debe realizar con el permiso de Dios y de la Madre naturaleza para obtener una efectividad mucho mayor.

5. Estrene pinta: Póngase algo nuevo el día de año nuevo y aliméntese bien. Eso le traerá buena fortuna y prosperidad.

OBJETOS, FRUTAS Y COMIDAS:

1. El año viejo: Arme la figura de un hombre, con ropa vieja y llénelo de aserrín, papel y pólvora en donde no esté prohibido. Ubíquelo en un parque, plaza o al borde de la carretera y quémelo a la medianoche como seña de que con él se van todas las cosas malas del año. Escríbale y péguele letreros con las cosas malas, para que se las lleve con él.

2. El portazo: A medida que suenen las doce campanadas que le dan la bienvenida al año nuevo usted debe lanzar, con fuerza, la puerta de su casa. Esto, según cuenta la tradición, es para sacar a los malos espíritus que han rondado su casa durante el año que se acaba.

3. El bolsillo con plata: La idea es que a las 12 de la noche usted debe tener los bolsillos de su ropa con plata. La tradición dice que preferiblemente deben ser billetes y no monedas, esto con el fin de que en todo el año no le falte el dinero.

4. Joyas en champaña: A las doce de la noche debe meter todas las joyas en una copa con champaña. Esto, según cuentan las que saben, es para que durante el año haya abundancia de suerte y de plata. Y luego debe bañarse en champaña.

5. Las monedas: Pida tres monedas a alguien que esté celebrando la llegada del año con usted. Hágalo en nombre de la Santísima Trinidad, la Sagrada Familia y los Reyes Magos. Guarde las monedas pues estas le darán suerte durante el nuevo año. También hay quienes consiguen trece monedas de la misma denominación y durante la llegada del año nuevo las cuentan repetidamente.

6. Billete verde: A medida que estén sonando las 12 campanadas usted debe envolver un billete nuevo entre una hoja de lechuga y guardarlo en la billetera para que la plata no le falte.

7. De viaje: Coja una maleta, maletín o bolso grande y de una vuelta a la manzana o de su edificio, despidiéndose de todos quienes encuentre a su paso. Pida a sus familiares que le deseen feliz viaje y muchos éxitos. Seguro será un año lleno de aventuras.

8. Cartas: Hay quienes acostumbran echarse las cartas el 31 de diciembre o el 1 de enero, por ser los de mayor energía del año.

9. Las 12 uvas: Coja 12 uvas y métalas dentro de una copa con champaña o vino. A medida que van sonando las 12 campanadas del reloj, vaya comiéndose una uva y pidiendo un deseo para el 2001. Estas representan los meses del año. A quien practica esta tradición nunca le hará falta la salud y el dinero.

10. Sahumerios: Los sahumerios son empleados para aislar las energías negativas y para abrirle las puertas a la prosperidad.
El sahumerio apropiado debe ir con canela, clavo, café, mirra, incienso, estoraque, azúcar y carbón de pino o de cedro. Es recomendable hacerlo cuando den las 12 de la noche del último día del año.

11. Las papas: Seleccione tres papas. Deje una totalmente pelada, otra a medio pelar y otra completa. Tírelas debajo de su cama y pasada la medianoche, con la luz apagada. Al otro día a las seis de la mañana mete la mano derecha, sin ver, debajo de la cama y saca una papa. Según la papa que saque así mismo le va a ir. Si saca la papa pelada no le va a ir bien, si saca la que está a medio pelar le va más o menos, pero si saca la que está sin pelar le va a ir muy bien.

12. Lentejas: Cómase un plato de lentejas al comenzar el año. Esto le traerá buena suerte.

13. El huevo: Eche un huevo en un vaso de agua cuando den las doce de la noche. Colóquelo debajo de su cama hasta las doce del día del 1 de enero e interprete las figuras que se forman así: si hay muchas burbujas plateadas, habrá abundante dinero; si hay pocas, la plata faltará; si la clara toma la figura de un barco, habrá viaje largo; si se aparece en la clara el perfil de una casa, habrá compra o cambio de residencia; si aparecen dos figuras coronadas con burbujas y una especie de manto largo, habrá boda; si la clara y las burbujas forman una pequeña cuna, habrá un bebé; si se ve una especie de tumba o una mancha oscura, es señal de que habrá luto y si el huevo no presenta ninguna figura, ni burbujas plateadas y se asienta en el fondo del vaso, augura desgracias y un año de mala suerte. Esta costumbre es auténticamente llanera y según los "expertos", en el vaso se vislumbra todo. Si va a tener casa, plata, trabajo, o si la muerte va a estar presente en la familia.
Claro que una manera de cerciorarse de la buena o mala suerte del año es como hacen los nariñenses: las personas se toman de las manos en el andén y en las últimas campanadas del año saltan a la mitad de la calle y los que se caigan después del salto significa que les va a ir mal.

Una vez del inicio el nuevo año, contabilice el tiempo gastado en todas las pruebas, pues en caso de que no funcionen, puede haber roto un nuevo récord de velocidad, habrá perdido calorías, cambiado de menú, estrenado ropa y tendrá una casa limpia y lista para poder dormir el primero de enero.

Un comienzo de año tranquilo entre tanto ajetreo...

Si no lo logra, de todas maneras ¡Feliz Año!... lo importante es seguir con esa voluntad durante todo el Año Nuevo y es casi seguro de que todo lo que pretende lo conseguirá.



 

 TERRA RECOMIENDA
Patrocinado por:

Conoce diversas tradiciones peruanas acerca del Niño Dios, fiestas, bailes, etc.


Saluda por Navidad a tus amigos, envíales una postal.


Aviso Legal | Política de Privacidad | Prohibida su reproducción total o parcial
Resolución mínima de 800x600 © Copyright 2000,Terra Networks, S.A