Portada TERRA PERÚ > Entretenimiento > Chismes

Lunes, 10 de Mayo de 2004

Sueños de reinas

imprimir  enviar 

Liesel Holler, Miss Perú Universo, recibe hoy la distinción de Embajadora de la Moda Peruana. El miércoles viajará a Ecuador para participar en la primera etapa de Miss Universo 2004.

liesel holler miss peru universo 2004 sentada Liesel Holler

maria julia mantilla miss peru mundo 2004 sonriend María Julia Mantilla

A sus 19 años, la liberteña debuta hoy como modelo del programa Habacilar de América Televisión. ¿Es un aprendizaje para un mejor dominio de escena¿, dice. Pues, asegura sus meta no es la televisión, sino terminar sus estudios superiores de educación.

En tanto, María Julia Mantilla, Miss Perú Mundo, debuta hoy como modelo del programa Habacilar de América Televisión. Una es morena y la otra, blanca. Liesel Holler y María Julia Mantilla, Miss Perú Universo y Miss Perú Mundo, respectivamente, recibieron sus regalos y ajuares de reinas el sábado 8. Entrelazan estudiadamente sus cuerpos espigados, sonríen con plasticidad y responden políticamente correctas, con voz amable, a los periodistas. ¿Muchos posan sus ojos en el país anfitrión de los concursos de belleza, pero realizarlos representa una gran inversión. Creo que actualmente no es una prioridad del Perú¿, dice Liesel, de 23 años, cuando se le pregunta sobre la posibilidad de que nuestro país sea anfitrión del certamen mundial. El miércoles se unirá en Quito, Ecuador, a las 81 candidatas del mundo para competir por el cetro de Miss Universo. Según la página oficial de los certámenes, Global Beauties: ¿Perú sigue emergiendo como concursante¿. Señala que la sexy candidata Liesel Holler es favorita latinoamericana junto con las representantes de Venezuela y Brasil, y ocupa el octavo lugar de preferencias a escala mundial. ¿Ecuador está realizando un despliegue de organización nunca antes visto en este tipo de concursos¿, afirma Jessica Newton, presidenta del grupo D¿Elite, organizador local de Miss Universo y Miss Mundo. Es que un certamen como éste ayuda mucho a la imagen y atrae el turismo. Sólo con las expectativas, el país vecino ya recuperó su inversión de cinco millones de dólares: reservas hoteleras agotadas y paquetes turísticos generados gracias al evento de reinas. ¿Ser anfitrión de un certamen como Miss Universo es un compromiso que adquiere un país con la franquicia. Ellos conocen el Perú y les encanta la idea de realizarlo acá, porque encuentran Costa, Sierra y Selva en un solo país. Particularmente, me gustaría mostrar al Perú, pero en un momento más estable¿, agrega Newton. Este mediodía, la Comisión para la Promoción de Exportaciones (Prompex) entrega la distinción de Embajadora de la Moda a Liesel Holler, quien estudia Medicina en Umea, Suecia. En Ecuador, ella lucirá un traje inspirado en la orfebrería peruana en oro y plata. Después participará en eventos internacionales en el exterior luciendo trajes en algodón peruano y fibra de alpaca. ¿Estoy muy honrada por el cargo, que sirve para difundir lo nuestro. Quiero que se relacione la alpaca y el algodón con el Perú, tal como sucede con el sushi y el Japón¿, dice Holler. Ella define su peruanidad como ¿una rica cultura¿, y aunque no vive en el país, religiosamente ¿está al día¿ vía Internet y retorna durante sus vacaciones al Perú. La otra reina nacional, la trujillana María Julia Mantilla, nos representará en diciembre en el certamen Miss Mundo, que se realizará en China por segundo año consecutivo. ¿Es un indicativo de que es provechoso para un país ser anfitrión¿, refiere. A sus 19 años, la liberteña debuta hoy como modelo del programa Habacilar de América Televisión. ¿Es un aprendizaje para un mejor dominio de escena¿, dice. Pues, asegura sus meta no es la televisión, sino terminar sus estudios superiores de educación. En agosto, sus labios iluminarán la revista Vogue, para la cual posó la semana pasada en la Casa Aliaga de Lima. La ninfa trujillana tiene el compromiso personal de bailar marinera en China, en diciembre, y no oculta su deseo de traernos, envuelto en su pañuelo, el regalo de una corona. Así sea.

El Pe

imprimir  enviar