Portada TERRA PERÚ > Vida y Estilo > Entre Chic@s > Salud


Orgasmo Getty Images
Muchas mujeres suelen tener dificultad en producir lubricación vaginal cuando usan ciertas pastillas anticonceptivas

¿Por qué no tengo orgasmos?

¿Te has peguntado alguna vez qué sucede en tu cuerpo que te impide tener orgasmos durante tus relaciones sexuales? Te contamos las posibles causas.


Disfunciones

En su mayoría, las disfunciones sexuales asociadas al orgasmo femenino son una respuesta fisiológica a un problema psicológico o de educación sexual. Cuando el problema se transforma en una constante e interfiere la vida cotidiana, se debe consultar.

El orgasmo femenino y el masculino

El orgasmo femenino, comparado con el masculino, se caracteriza por una localización física más difusa, una mayor experiencia emocional concomitante, por no ser alcanzado en cada intercambio sexual de la mujer y por ser producido por un mayor número de estimulaciones diferentes.

Causas psicológicas

Las causas de consulta respecto del orgasmo femenino son psicológicas más que fisiológicas, y dentro de las primeras hay tanto problemas individuales como de la pareja. Los de la pareja van desde falta de cariño, de comunicación, violencia intrafamiliar, hombres eyaculadores precoces y están los problemas individuales como una educación sexual no adecuada, llena de mitos, temores y una visión conservadora que limita la sexualidad.

Ayuda profesional

El tratamiento para estos problemas, por lo tanto, puede ser una terapia de pareja o individual. Sin embargo también existen causas físicas como enfermedades, infecciones e incluso los efectos de algunos medicamentos o drogas.

El estrés, el trabajo, el sueño, el cuidado de los hijos, la presión por rendir en la vida sexual y en el trabajo hacen que todos en algún momento de su vida presenten una disfunción sexual.

Vaginismo

Se manifiesta en espasmos musculares fuertes en la entrada vaginal que hacen muy doloroso y, a veces, imposibilitan el coito. Se debe a un miedo incontrolable a la penetración que casi siempre existe desde los primeros contactos.

Suele ser producto de experiencias anteriores dolorosas que provocan extrema ansiedad y tensión, o bien de un temor asociado a conceptos sexuales errados.

Dispareunia o dolor durante el coito

Es el dolor ligado a la penetración. La penetración es posible, contrariamente al vaginismo, pero es dolorosa. Hay algunos casos psicológicos y también problemas de lubricación, hormonal o de quistes ováricos.

El dolor durante la relación sexual puede ser el resultado de que la mujer no está excitada y, por tanto, no hay suficiente lubricación vaginal. Puede ser también que la mujer está muy tensa y cierra los músculos de la entrada vaginal. Además, puede haber orígenes físicos como un himen muy fuerte, irritación por infecciones o heridas.

Disfunción orgásmica femenina

Aproximadamente 70% de las mujeres jamás consigue llegar al orgasmo durante la relación sexual. Las razones principales de esta disfunción son de tipo sicológico y social. Los motivos sicológicos son ansiedad, miedo, vergüenza, resentimiento, culpabilidad, nerviosismo, distracción.

Ya no se usa la palabra frigidez porque es como un juicio de valor. En esta disfunción caben dos cuadros: problemas de orgasmo y de deseo. La palabra anorgasmia también se dejó de usar porque es más común que haya mujeres con problemas para alcanzar el orgasmo, que mujeres sin orgasmos.

La incapacidad para lograr el orgasmo también puede tener orígenes físicos como infecciones, extrema fatiga, enfermedad crónica, fiebre, problemas neurológicos y psiquiátricos, y drogas como opiáceos, antihistamínicos, y algunos antidepresivos.



Terra Networks S.A




imprimir  enviar