>Portada > Salud
 Salud
 Dietas y Belleza
 Adelgace
 Alimentacion
 Belleza
 Dietas
 Nutricion
 Glosario
 Consultas
 Test

 Consultas
Si tienes alguna duda o consulta sobre belleza o salud escribenos.

 Test
¿Come para desnutrirse?
Averiguelo con nuestro test.
 Salud
Recetas naturales para los resfriados

Comienza el frío invernal y junto con él, los casos de gripe y resfriados se ponen a la orden del día. La mejor forma para enfrentar estas enfermedades respiratorias es activar nuestro sistema inmunitario con las mejores recetas naturales que nos asegure un invierno sin catarros ni estornudos.
El resfriado es una de las enfermedades más comunes que ataca con mayor fuerza durante los meses de otoño e invierno.

Cada año, por estas estaciones, el número de casos de infección a las vías respiratorias es elevado, siendo los más afectados los niños.

Sin embargo, nadie está libre de pescar una gripe o un resfriado porque existen más de 200 virus diferentes que viajan por el aire que respiramos, exponiéndonos al contagio.

Estos agentes infecciosos son frecuentemente lanzados a través de los estornudos o la tos de personas que padecen esta enfermedad.

Y si nuestro sistema inmunitario es débil, seremos presa fácil de éstos y proclives a contagiar a otros.

De esta forma, la enfermedad se expande si antes no se toma ciertas precauciones como taparse la cara al estornudar o lavarse las manos frecuentemente, con el fin de prevenir la enfermedad o, más bien, su transmisión.

Los síntomas más usuales son secreción nasal, estornudos, ojos llorosos, molestias de garganta, ronquera y tos. También puede presentarse dolores de cabeza, musculares y fiebre leve.

A pesar de que es inevitable estar expuestos a los refriados, existen fórmulas caseras y terapias fáciles de hacer que te ayudarán a aliviar los molestos síntomas que generan éstos.

Tisana de kión, limón y miel

El jenjibre o kión ha sido considerado, por siglos, como un excelente remedio para combatir las congestiones bronquiales producidas por la gripe y otras afecciones de las vías respiratorias.

Antiguas civilizaciones como la hindú, chinos y romanos lo empleaban con frecuencia para sanar a sus pueblos de estas enfermedades.

Una fórmula casera contra los resfriados está compuesto por tres elementos claves que son el kión, el limón y la miel, cuyos resultados son realmente sorprendentes.

El kión ayuda al organismo a eliminar toxinas, despeja las fosas nasales y es un buen expectorante; y mezclado con la acidez del limón se convierte en una arma potente contra cualquier mal respiratorio.

Mientras que la miel actúa como un demulcente del asma, tosferina, gripe y laringitis.

Preparación

Para preparar una deliciosa bebida caliente, tome 115 gramos de raíz de kión fresca y lavada; luego córtela en rojadas.

Seguidamente, en una olla, que no sea de aluminio, ponga el jenjibre y agregue dos 1/2 tazas de agua.

Ralle la piel de un limón y échelo a la cacerola. Tape la olla y déjalo que hierva a fuego lento durante 20 minutos.

Cuando la decocción de kión ya esté a punto, retírela del fuego y deje que se enfríe. Luego añada el resto del jugo de limón. Cuélelo, añada dos cucharadas de miel o las que desee y tómeselo varias veces al día.

Jarabe de miel y de ajo

El ajo ha sido considerado por miles de años el rey de las plantas medicinales por ser un remedio infalible para tratar todo tipo de infecciones tales como la tos, los resfriados y la gripe.

Gracias a sus propiedades antisépticas, antibacterianas y antiviricas, su fama se ha extendido por todo el mundo. Incluso, antes de que se desarrollaran los antibióticos, el ajo ya cumplía la función que tienen éstos en la actualidad.

Sólo un diente de ajo común contiene sustancias que equivalen aproximadamente a un quinto de una dosis normal de penicilina, lo cual lo hace un excelente reforzador y estimulante del sistema inmunológico.

Y para prevenir o aliviar un resfriado fuerte nada mejor que un jarabe preparado a base de ajo y miel.

Preparación

Lave y triture una cabeza de ajos (no hace falta que los pele). Póngalos en una ollita con una taza 1/4 de agua. Llévelo a ebullición, tápelo y déjelo cocer a fuego lento durante 20 minutos.

Luego, añada el jugo de medio limón y dos cucharadas de miel, y cuézalos a fuego lento 2 ó 3 minutos. Deje que se enfríe, cuélelo y guárdelo en un bote o en una botella precintada.

Tome una cucharada tres veces al día hasta lograr superar el resfriado. Puede guardar el jarabe en el frigorífico durante 2 ó 3 semanas.

Masajes contra el catarro

Está ampliamente reconocido que el uso del tacto, a través del masaje corporal, reconforta, alivia la tensión muscular y puede curar muchas dolencias.

El masaje es un excelente canalizador de energías curativas pues logra activar el sistema inmunológico y ayuda al organismo a eliminar las toxinas.

Los aceites esenciales empleados para hacer masajes también cumplen una función importante. Por ejemplo, unos masajes en la parte alta de la espalda y el pecho con la utilización de estos aceites sirve como un tratamiento eficaz para aliviar los síntomas de una gripe y los resfriados.

Existe una variedad de aceites para curar estas enfermedades respiratorias, tales como, el del árbol del té, el de hierbabuena, el de lavanda y el de eucalipto.

El de mirra puede ser muy útil para una tos convulsiva, mientras que una combinación de aceites de sándalo y de limón podría poner fin a un caso de laringitis.

Estos aceites puedes adquirirlos en NATURA un centro donde se realizan masajes corporales y faciales.

Procedimiento

Una vez que haya elegido el aceite esencial, extiéndalo suavemente sobre la parte superior de la espalda y del pecho y masajee de modo que éste penetre en la piel.

En la espalda, puede utilizar movimientos amplios y en el pecho lo puede hacer en forma circular con la punta de los dedos.

Si no hubiera alguien que le dé un masaje en la espalda, puede friccionarse los hombros, ya que el tratamiento otorga los mismo beneficios.

Una deliciosa tisana de Tilo

El efecto suave y calmante de los capullos de tilo son ideales para tratar la tos espasmódica e irritante, suaviza la garganta dolorida y favorece la transpiración mientras baja la fiebre.
 Glosario