HEADER MARKUPS

Vida y estilo » Autos

  Diez pasos básicos para comprar un auto nuevo
02 de Abril de 2007 12:49

Comentarios
 


Con estos pasos vas a poder comprar tu auto nuevo sin problemas ni dolores de cabeza ni siendo victima de ningún vendedor malintencionado. Además, si sigues esta fácil guía encontrarás, exactamente, el auto que quieras a un precio que sea justo tanto para ti como para el vendedor.

Paso 1: ¡Todo es empezar!

Cuando llegues a este punto ya debes haber hecho tu tarea y determinado qué tipo de auto se encaja mejor a tus necesidades, teniendo en cuenta lo que deseas gastarte en él. Los 10 pasos te ayudarán a refinar tu búsqueda y, finalmente, a tomar la decisión de comprar. Con un poco de paciencia, tendrás tu auto nuevo en un tiempo récord y con el alivio de haber conseguido el auto que querías al precio que buscabas.

Paso 2: El truco de los incentivos al comprar

En un mercado automovilístico como el que tenemos hoy en día, las casas de venta de autos suelen incentivar al comprador para que pongan su atención sobre un grupo determinado de carros. Tristemente, los autos que la casa te quiere meter por los ojos, no suelen ser las mejores opciones a la hora de comprar. En el momento que un carro cuenta con un incentivo, debes saber que no es una marca o modelo que se venda fácilmente, de ahí que la casa de autos decida darte un ¿extra¿ para empujarte a comprar.

El incentivo se puede presentar de muchas maneras, pero los más utilizados son la rebaja del precio en efectivo o un financiamiento bajo en interés. Por ejemplo, si un carro de $25,000 tiene una rebaja del precio en efectivo de $5,000, te vas a pensar dos veces si comprarlo o no. En realidad estás llevándote un auto a muy buen precio, pero al fin y al cabo, quizás no sea el auto que tu buscabas.

Si has hecho tu tarea antes de empezar este proceso, sabrás exactamente si el auto de tus sueños se puede adquirir con algún incentivo o rebaja, y si no, siempre puedes chequear los anuncios de televisión, periódicos o el Internet para encontrar un buen precio. Debes tener en mente que no todos los incentivos o rebajas están disponibles para todos los autos o modelos y que, por ejemplo, para recibir el bajo financiamiento, necesitas tener un buen historial de crédito. También debes tener cuidado con los vendedores que te quieren vender ciertos autos cueste lo que cueste, pues a veces no son tu mejor opción pero ellos han sido incentivados para venderlos. Intenta guardar un registro de los incentivos disponibles para tu auto soñado para poder reclamarlo una vez estés en el dealer.

Paso 3: Ponle un precio

Lo primero de lo que te va a intentar convencer un vendedor es de que pagues el precio de la ventanilla por el vehículo. Lo que el vendedor no sabe es que tú has hecho un gran esfuerzo recopilando datos en Internet y has buscado lo que se denomina ¿el precio de transacción¿. Este precio es la media que los consumidores han pagado por un vehículo parecido al que tu quieres comprar y esa cifra se debe acercar mucho al precio al que el dealer está dispuesto a llegar para que tu salgas manejando el auto.

Recuerda que este ¿precio de transacción¿ es sólo un estimado y no puede ser impuesto, pero lo debes utilizar como tu escudo a la hora de negociar. Si piensas que el trato se ha estancado en un precio superior al que estás dispuesto a llegar, comenta que el precio medio de transacción por ese vehículo es más bajo de lo que te ofrecen y, que si no llegan a un acuerdo, siempre puedes comprar en otro lugar. Recuerda que todo vendedor siempre quiere vender. Una vez que tengas tu precio de transacción, es el momento de echar mano de tu registro de incentivos y rebajas. Réstale el monto de los incentivos que encontraste y así tendrás un precio estimado de lo que deberías pagar por tu auto. Sigue archivando todos estos datos y continúa nuestro proceso.

Paso 4: Encuentra el auto exacto que buscas

Cuando llegues a este paso deberías saber, exactamente, el auto que quieres comprar. Esto quiere decir que tienes en mente la marca, el modelo, el estilo y las opciones que quieres incluidas, pero cuanto más flexible seas en estos aspectos, más opciones tendrás de encontrar un auto que se amolde a tus necesidades financieras. Debes pensar que, cuanto más flexible seas en tus condiciones, más facilidad negociadora tendrás.

Si tienes un auto específico en mente y no piensas conformarte con otro, tienes pocas cartas en tus manos a la hora de negociar. En ese caso, muy probablemente, acabarás pagando el precio que te pidan, pero si sabes qué auto quieres exactamente, nunca se lo digas al vendedor porque no se moverán ni un centímetro en su negociación.

Para encontrar el auto que buscas, haz una búsqueda en Internet de los dealers de tu zona y, si es necesario, llámales preguntando si tienen el auto en piso. Si lo encuentras en varios concesionarios ya tienes parte de la negociación ganada, pues te puedes plantar en un precio y amenazar con irte a otro lugar a comprar. Una vez más, apunta toda la información que recabes y así te será más fácil moverte por los siguientes pasos.

Paso 5: Encuentra al vendedor adecuado

Mientras estás llamando a los concesionarios, puedes darte la tarea de decidir si el vendedor con quien hablas es la persona con la que debes cerrar el negocio. Lo primero que debes hacer es sentirte cómodo con esta persona. Piensa que ellos están trabajando para ti y que deben ser lo más serviciales que puedan. Si notas que el vendedor intenta forzar la venta y te incomoda la situación, simplemente busca otro.

Si piensas haber encontrado el auto que buscas en un dealer donde el vendedor te parece adecuado, debes reservar una cita para probar el auto. Intenta ir en un momento cuando el concesionario no esté muy lleno, preferiblemente una mañana de día de semana. Lleva tu archivo con todos los datos que has recabado y con el precio que estás dispuesto a pagar en mente. Debes, también, tener preparados tu chequera, tu seguro y tu registración para poder comprar un auto, si piensas que ha llegado el momento. Eso sí, en ningún momento te debes sentir obligado por el vendedor a realizar la compra; esa es tu decisión.

Terra Autos/ Alfonso Duro

Paso 6: ¿Quieres entregar tu auto viejo a cambio de dinero?

Debes saber que si piensas entregar tu auto viejo al dealer, seguramente no te pagarán el precio del total del coche, pero al menos sabes que en un día terminas con tus problemas automovilísticos y que no tienes que lidiar ni con compradores ni con el típico trámite de traspaso.

Para saber cuanto puedes sacar por tu auto viejo en un dealer tendrás que hacer un poco de investigación en Internet, pero introduciendo toda la información de tu auto podrás saber el precio que te deberían pagar. Luego, una vez estés en el concesionario, todo dependerá de los autos que tengan disponibles en el lote (si hay muchos como el tuyo, quizás no te ofrezcan tanto) o de lo que esté dispuesto a hacer por ti el manager.

Si de verdad quieres conseguir un buen precio, debes ir a varios concesionarios y pedir estimados por tu auto. Luego, debes dejarle saber a los vendedores que estás buscando un buen precio por tu auto viejo y que, si se ponen de acuerdo en ese apartado, le comprarás a ellos el auto nuevo. Tomará un poco de trabajo, pero, al final, será más fácil que anunciar el auto viejo en el periódico.

Paso 7: ¡A negociar se ha dicho!

Hoy día, mucha gente prefiere saber el precio antes de llegar al concesionario, y ahora es posible pues los vendedores están dispuestos a negociar por teléfono o por email. Muchas veces, al negociar por Internet o por el teléfono, los vendedores están dispuestos a darte el precio ya que saben que es el factor determinante para llegar al acuerdo, con lo que, si ese precio es más bajo de lo que esperabas, no tendrás problemas para tomar tu decisión de comprar el auto. Ahora, si es más alto, te quedan un par de recursos para lograr tu propósito.

Lo más importante en esta situación es estar seguro de que has comprado a un precio razonable. Para asegurarte de ello debes contactar a tres concesionarios locales y negociar el mejor precio posible por el auto que buscas. Una vez tengas el más bajo, llamas a los otros dos y les dices que si pueden darte un precio mejor que el que has conseguido en el otro lugar, les compras el auto a ellos. Muchas veces estos dealers aceptarán tus condiciones. Ten en cuenta que no siempre el precio más bajo del vehículo es el mejor negocio.

A veces, el vendedor corta su beneficio del precio, pero luego carga más por otro lado. Debes pensar siempre que el mejor negocio es cuando el precio total de la compra, una vez que estás montado en el auto, se ajusta a lo que tenías pensado en un principio y, por eso, no te debes descuidar en ningún momento del proceso de negociación para que no gastes más de lo que debes.

Paso 8: Llega el momento de cerrar el acuerdo

Si te sientes cómodo con el precio que has negociado, ha llegado el momento de dar el paso final, pero no debes dar un paso en falso. Mucha gente sólo se fija en el precio final del auto, pero hay que tener en cuenta los impuestos y los cargos de agencia que pueden variar e hinchar mucho el precio final de la venta.

Debes ponerte en contacto con tu vendedor y pedirles que te manden el desglose completo de los cargos que deberás pagar por el auto, aparte del precio previamente acordado, y así podrás estudiar sin estos son justos o no, y compararlos con los de otros concesionarios, sin sentir la presión de tener al vendedor en frente tuyo. Una vez tengas toda la información procede al siguiente paso.

Paso 9: Revisa cuidadosamente el contrato antes de firmar

Cuando llegas al dealer, el contrato y la infinidad de formas que debes llenar puede llegar a ser mareante. Este proceso lo puedes llevar a cabo con el vendedor o en una oficina separada con un manager de finanzas. Si este es el caso, seguro que el manager intentará venderte más opciones para el auto (alarma, contratos para mantenimiento, garantías extendidas,etc). Nosotros recomendamos que no aceptes estos cargos porque seguro que lo precios vienen hinchados para recuperar parte de lo que supiste ganarles en la negociación. Si ya tienes en tu poder el desglose de los gastos incluidos en el precio total de la compra, el contrato no debe ser más que una formalidad. Asegúrate de que los números sean los correctos y que no haya cargos adicionales. También tendrás que firmar papeles de registro y de traspaso por tu auto viejo; asegúrate de lo que estás firmando y haz todas las preguntas que sean necesarias para que no te queden dudas. Recuerda que la pregunta más tonta es la que no se hace y la decisión de comprar un carro es muy importante como para tomársela a la ligera.

Paso 10: Inspecciona tu nuevo auto

Cuando recibes tu auto nuevo suele estar recién lavado y con el tanque de gasolina lleno. Fíjate bien por si el auto tiene algún tipo de rozadura o de desperfecto y, en caso de que encuentres algo, pide un recibo escrito para que puedas volver a repararlo sin que implique costo alguno para ti. No te descuides y pon atención para que todos los extras que pediste estén en el auto y que funcionen. Ahora sólo debes hacer una cosa más: ¡disfruta tu auto nuevo!

Terra Autos USA / Alfonso Duro